Buscar...

¿Tienes candidiasis vaginal? Cómo tratarla y evitarla en el futuro

23 diciembre, 2018

¿Alguna vez  has sentido un intenso picor en tu zona íntima y este ha ido acompañado además de una elevada irritación, enrojecimiento, escozor, inflamación y de un flujo vaginal más espeso y blanquecino de lo normal? Tranquila, no eres la única y lo más importante: no es grave.

De hecho, lo más seguro es que tú también formes parte de ese 75% de la población femenina, que al menos una vez en la vida, le ha tocado sufrir los síntomas y molestos efectos de la conocida candidiasis vaginal. Una infección por hongos muy común entre las mujeres que en la mayor parte de las ocasiones, hace acto de presencia, cuando sufrimos desequilibrios en nuestra flora vaginal, estamos embarazadas o cuando nuestro sistema inmune se encuentra debilitado.

Sin embargo, a pesar de ser una infección frecuente, causada por el aumento del hongo Candida albicans, sobre todo  cuando nuestro cuerpo está bajo de defensas, la buena noticia es que se puede evitar y curar con facilidad ¿quieres saber qué factores la originan, cómo prevenirla o tratarla en caso de padecerla? ¡No te pierdas algunos de los consejos básicos para preservar la salud de la mujer en estos casos, propuestos por nuestro equipo de Arnott Ginecólogos!

 

Por qué aparece la candidiasis vaginal y cómo prevenirla

Como ya hemos indicado en párrafos anteriores, la candidiasis o vulvovaginitis candidiásica  se produce cuando en nuestra vagina, donde normalmente conviven numerosas bacterias y hongos, aumenta la población del hongo Candida albicans, logrando alterar nuestra flora vaginal y por tanto, dando lugar a una infección muy molesta en nuestra zona más íntima. A continuación, te indicamos algunas de las causas más comunes que facilitan su aparición:

  • Cambios hormonales. Durante la menstruación, el embarazo o incluso en la etapa de la menopausia, es muy frecuente que se dé este tipo de infecciones.
  • Con la toma de antibióticos, corticoides o anticonceptivos. Cuando por una gripe u otra causa médica debemos someternos a tratamientos farmacológicos de forma continuada, acaba descontrolando nuestra flora vaginal, ya que los medicamentos atacan y eliminan al Lactobacillus vaginal, facilitando por tanto el crecimiento de otros microrganismos. En este caso, lo ideal es hacer uso de probióticos vaginales que mantengan controlada y a raya nuestra flora vaginal.
  • Usar ropa sintética muy ajustada. Los tejidos poco transpirables y que aprietan demasiado se convierten en claros candidatos a la aparición de dicha infección. Por eso es preferible utilizar ropa de algodón.
  • Una higiene íntima incorrecta utilizando productos agresivos. Es recomendable que en la higiene íntima se evite el uso de geles y jabones vaginales químicos muy perfumados. En su lugar lo preferible es utilizar productos específicos y naturales, a poder ser que contengan extractos de plantas con propiedades medicinales y antisépticas.
  • Los ambientes demasiado cálidos y húmedos. En verano es bastante habitual, que al salir de la piscina o de nuestro baño playero, nos sequemos al sol con el bañador o biquini húmedos. Sin duda, una de las causas más comunes que puede facilitar la aparición de la candidiasis vaginal. Lo mejor es retirar la ropa de baño de nuestra zona íntima lo antes posible.
  • Padecer enfermedades crónicas como la diabetes o ser VIH+. Tener el azúcar alto en sangre u otras patologías crónicas altera el sistema inmunológico de nuestro cuerpo.

 

Cómo curar la candidiasis: tratamientos

Cuando detectes que padeces algunos de los incómodos síntomas antes descritos, es decir, un picor extremo en la zona íntima que provoca enrojecimiento e hinchazón, que además hace que segregues un flujo blanquecino, espeso y grumoso e incluso si llegas a sentir dolor o escozor al orinar, lo más seguro es que estés sufriendo de candidiasis vaginal. Por lo que, lo primero que debes hacer es acudir a tu ginecólogo de confianza cuanto antes para iniciar el tratamiento que acabe con el cuadro infeccioso y alivie tu zona íntima

Al tratarse de una infección por hongos, el tratamiento más efectivo para curarla y hacerla desaparecer es mediante la aplicación de antifúngicos durante 15 días como máximo y con dos aplicaciones diarias. Para que resulte más eficaz y los síntomas disminuyan más rápidamente es recomendable aplicar, o bien, crema tópica, óvulos vaginales o cápsulas orales antes de dormir y directamente en la vagina.

Otra recomendación a tener en cuenta, aunque la candidiasis no sea una infección de transmisión sexual, sí se puede pasar a la pareja. Por lo que es aconsejable evitar las relaciones sexuales durante los días que dure el tratamiento.

 

Conclusión

Si nunca antes has sufrido candidiasis pero crees que puedes tenerla, consulta con tu ginecólogo cuánto antes. Mediante el tratamiento adecuado y siguiendo algunos de los consejos básicos aquí expuestos, la candidiasis será en poco tiempo, tan sólo un recuerdo.

Posted in Blog
Contacte con nosotros

* La cita no se dará por concertada hasta que no reciban una confirmación de la clínica por vía telefónica.

He leído y acepto la política de privacidadDetalle legal