Buscar...

Control del embarazo: Recomendaciones para una óptima atención prenatal

18 abril, 2018

No cabe duda de que el embarazo es una de las experiencias vitales más importantes para una mujer y que cada una,  vivirá su etapa de maternidad de forma diferente. Durante 40 semanas, la futura madre disfrutará de un viaje transformador en el que tanto los cambios físicos como la montaña rusa emocional que sentirá formarán parte de su día a día, convirtiendo este momento de espera en algo único.

Para conseguir que el periodo de gestación se desarrolle de la mejor manera posible y se tenga bajo control la salud, tanto de la madre como la del bebé es fundamental llevar a cabo, en todo momento una buena alimentación y seguir una serie de medidas preventivas centradas en el cuidado y la atención prenatal. Por tanto, llevar un control permanente y exhaustivo de tu embarazo, no sólo te permitirá disfrutar más de esta etapa sino que además te evitará posibles molestias y complicaciones que puedan surgir.

En este sentido, desde la Organización Mundial de Salud, se ha lanzado una guía sobre qué pautas y recomendaciones habría que poner en práctica, cuando se dan ciertos síntomas fisiológicos comunes, para conseguir salvaguardar tanto la vida de la madre como la del bebé durante todo el periodo de gestación. En las siguientes líneas, Arnott Ginecólogos, te dará los consejos básicos que necesitas aplicar para vivir la experiencia de la maternidad de la forma más sana y positiva posible.

Claves para un buen control del embarazo

  1. Una buena nutrición

Es bastante común que durante el embarazo, las mujeres tengamos antojos, deseos muy fuertes de comer alimentos muy concretos, en el momento y lugar más inesperado. Sin duda, aunque este sea sin duda, uno de esos momentos mágicos y placenteros que el embarazo conlleva, es también fundamental que nuestra nutrición sea saludable y que tomemos suplementos vitamínicos, siempre que sea necesario para mantenernos fuertes.

Entre los complementos vitamínicos que SÍ recomienda tomar durante el embarazo destacan:

  • Lo ideal es tomarse entre 30 y 60 miligramos de hierro elemental para mantener en todo momento la energía y la fuerza necesarias.
  • Ácido Fólico. Este es otro complemento imprescindible. Lo recomendable es ingerir 0,4 miligramos de ácido fólico al día.

Por otro lado, también hay otra serie de suplementos vitamínicos que es preferible NO tomar a lo largo de las 40 semanas de embarazo  y son los siguientes:

  • Vitamina D
  • Vitamina E
  • Vitamina C
  • Vitamina B6

 

  1. Medidas preventivas

En lo que respecta a la evaluación materno-fetal es muy importante realizarse también una serie de pruebas con el objetivo de descartar y evitar la aparición de ciertas enfermedades o complicaciones que pudiesen poner en peligro a la madre o al bebé durante la gestación. Por tanto, para llevar un correcto control del embarazo es fundamental realizar:

  • Pruebas ecográficas. Esta es una medida preventiva fundamental para descartar una posible diabetes gestacional o infecciones VIH o sífilis, entre otras.
  • Vacuna antitetánica. Otra de las pruebas recomendadas durante este periodo es la inyección de la vacuna antitetánica.
  • Controles de orina. Se aconseja también realizar análisis de orina cada cierto tiempo porque de esta manera se puede saber si la madre es portadora de la llamada Bacteriuria Asintomática, causante de posibles partos prematuros. En caso de que la tuviera, es recomendable tratarse con antibióticos.
  • Tomar jengibre y camomila o acupuntura. Estos son algunos de los consejos que la Organización Mundial de la Salud recomienda para aliviar las molestas náuseas y mareos, tan comunes durante los primeros meses de embarazo.
  • Dieta y hábitos de vida saludables. No fumar, no tomar bebidas alcohólicas ni otras sustancias y dieta saludable. Aunque estas son recomendaciones que hay que seguir y aplicar en cualquier momento de nuestra vida, durante el embarazo es importante seguirlas a rajatabla porque no sólo permite mantener sana nuestra salud y la del bebé sino que también reduce considerablemente la acidez gástrica.
  • Tomar magnesio o calcio. Ambos suplementos son perfectos para evitar los molestos calambres en las piernas.
  • Hacer ejercicio moderado. Practicar diariamente algo de ejercicio suave como el yoga o pilates por ejemplo, alivian enormemente el dolor pélvico y los dolores lumbares.
  • Comer alimentos ricos en fibra. Dentro de la alimentación saludable recomendada, se debería incluir también aquellos alimentos ricos en fibra para evitar los problemas de estreñimiento, otro de los síntomas habituales y molestos que se sufren durante la gestación.

Seguir cada uno de estos consejos básicos es fundamental si se quiere controlar y garantizar la buena salud, tanto de la madre como la del bebé durante todo el embarazo. Por esa razón, en caso de tener dudas o si surgen complicaciones inesperadas, es recomendable acudir a la consulta de tu ginecólogo de confianza, cuanto antes. Para responder a cualquiera de estas dos situaciones, Arnott Ginecólogos cuenta con un gran equipo de profesionales dotados  de una amplia experiencia en solucionar problemas reproductivos y de  gestación, desarrollada durante años, tanto en hospitales  europeos y americanos.

Posted in Blog