Buscar...

Endometriosis: Qué es, Síntomas, Tratamiento y Tipos

29 marzo, 2021

¿Sabías que una de cada diez mujeres sufre endometriosis? Se trata de una enfermedad crónica y aún desconocida por gran parte de la sociedad que afecta a unas 150 millones de mujeres en todo el mundo.

Debido al gran vacío informativo que existe en torno a esta patología, son múltiples las preguntas que surgen relacionadas con ella, qué es la endometriosis, síntomas, tratamiento, tipos

Muchas mujeres la sufren en silencio ya que es habitual que las mujeres vean con normalidad «que la regla duela» pero nada más lejos de la realidad, es por ello que también es denominada la enfermedad del silencio. En ocasiones las personas que lo sufren, confunden la enfermedad con los dolores «propios» del ciclo menstrual, algo que dificulta su diagnóstico y además puede empeorar considerablemente los síntomas.

Es durante este periodo, cuando el dolor se intensifica y, pese a que existen tratamientos, las molestias pueden persistir. La endometriosis genera una amplia gama de síntomas que implican tanto dolor físico como psicológico. El pronto diagnóstico realizado en mujeres de entre 25 y 40 años parece ser en la actualidad la clave del éxito en el control de esta enfermedad.

Hoy te contamos todos los detalles sobre esta enfermedad tan peculiar y dolorosa con la que conviven millones de mujeres.

Arnot ginecólogos
Si tienes más dudas llámanos 985 271 320 y concierta una cita, estamos deseando ayudarte a obtener los cuidado que necesitas y promover la Salud de la Mujer.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es un trastorno, generalmente doloroso, que se produce cuando el tejido endometrial -tejido que cubre la cara interna del útero-, crece y se desarrolla fuera del mismo.

Estos parches en el tejido son conocidos como implantes, nódulos o lesiones y suelen aparecer en los ovarios (daño más frecuente), en las trompas de Falopio, detrás del útero e incluso en los intestinos y la vejiga.

Síntomas más habituales de la endometriosis

La intensidad del dolor que produce la endometriosis es muy variable y en ocasiones está relacionado con la cantidad de tejido endometrial existente fuera del útero. Estos síntomas pueden aparecer de la siguiente forma:

  • Menstruaciones dolorosas (dismenorrea). El dolor pélvico puede aparecer durante la ovulación y continuar durante el período menstrual. Estas molestias suelen expandirse también hacia la parte baja de la espalda y el abdomen.
  • Dolor durante las relaciones sexuales (dispareuna). El dolor durante las relaciones sexuales es un síntoma muy común de la endometriosis y aunque es posible la penetración vaginal, los dolores suelen ser fuertes.
  • Dolor al defecar o al orinar. Estos dolores se producen de forma más intensa durante el ciclo menstrual.
  • Sangrado abundante entre períodos. El sangrado excesivo entre los ciclos menstruales también está asociado a la endometriosis y puede ser ocasional o recurrente.
  • Esterilidad o infertilidad. La endometriosis está estrechamente relacionada con la esterilidad. En muchos casos el diagnóstico se produce primero en personas que se someten a un tratamiento de fertilidad.
  • Además de estos síntomas, las mujeres pueden sufrir el Síndrome de vejiga dolorosa, problemas digestivos o gastrointestinales y fatiga constante.

¿Existe tratamiento para la endometriosis?

Sí, existen diferentes tratamientos para la endometriosis, aunque antes de tomar una decisión sobre uno u otro, será necesario realizar una revisión completa y considerar aspectos como la edad, la intensidad de los síntomas o el deseo de reproducción de la paciente.

Los objetivos principales de los tratamientos son el alivio del dolor y los síntomas que lo acompañan, evitar el progreso de las lesiones y preservar la función reproductiva.

Estos son los métodos más utilizados:

  • Medicamentos: En los casos de dolor más débil, los especialistas suelen recetar un tratamiento basado en analgésicos que puede incluir medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno o un medicamento específico para la endometriosis.
  • Terapias hormonales: Aunque no existen conclusiones médicas definitivas, el reposo ovárico produce la contracepción hormonal que disminuye la progresión de la enfermedad. Este tratamiento está basado en la ingesta de píldoras anticonceptivas con progestina y agonistas que impiden la gestación y frenan el crecimiento de la endometriosis.
  • Intervenciones quirúrgicas: A día de hoy el procedimiento más utilizado es la laparoscopia. En mujeres jóvenes, cuando existe un deseo de reproducción futuro, el tratamiento quirúrgico será la extirpación de los quistes endometriósicos preservando siempre el tejido sano. Esta intervención se conoce como quistectomía. En el caso de mujeres con edades a partir de los 45-50 años, la cirugía más habitual es la eliminación de ambos ovarios para evitar una degeneración maligna en el futuro.

Es importante recordar que actualmente, aunque los procedimientos son eficaces para aliviar el dolor, no existe un tratamiento que cure definitivamente la enfermedad pero sí, que pueda mejorar sustancialmente la calidad de vida de las mujeres que la padecen.

El Sistema Nacional de Salud, ha desarrollado una Guía sobre la Atención a las Mujeres con Endometriosis que trata de contribuir a un mayor conocimiento de esta patología, basado en la
evidencia científica disponible para ayudar a los equipos profesionales de los servicios sanitarios en la
toma de decisiones sobre el diagnóstico, tratamiento, cuidados, prevención, derivación y otros aspectos relacionados con la endometriosis para avanzar en unas pautas comunes de actuación en el Sistema Sanitario.

 

¿Qué provoca el crecimiento anómalo del tejido endometrial? ¿Cuáles son las causas?

Aunque la causa exacta de la endometriosis no está clara, las posibles hipótesis que se barajan son las siguientes:

  • Menstruación retrógrada. Cuando la sangre procedente de la menstruación contiene células endometriales regresa a través de las trompas de Falopio hacia la cavidad pélvica en vez de salir del cuerpo adhiriéndose a las paredes pélvicas y a otros órganos.
  • «Teoría de la inducción». Esto sucede cuando las hormonas o los factores inmunitarios transforman las células que recubren el lado interno del abdomen, en células parecidas a las del endometrio.
  • Transformación de células embrionarias. Algunas hormonas como el estrógeno pueden transformar las células embrionarias en celulas similares a los del endometrio durante la juventud.
  • Cicatrices quirúrgicas. En ocasiones, tras una intervención quirúrgica como la histerectomía o la cesárea, las células endometriales pueden adherirse a la cicatriz.
  • Trastorno del sistema inmunitario. Este trastorno provoca que el propio cuerpo no reconozca estas células y no sea capaz de destruir el tejido endometrial.

Algunos estudios indican se puede tratar de una enfermedad hereditaria causada por predisposición genética pero también hay evidencias sobre la participación del sistema endocrino e inmunitario en su aparición.

Tipos de endometriosis

Atendiendo a la forma y el lugar donde aparece, los expertos distinguen tres tipos de endometriosis:

  • Endometriosis peritoneal o superficial. En este caso, el tejido endometrial aparece y se implanta en la zona de los ovarios y el peritoneo, apareciendo como manchas rojizas y formando pequeñas cicatrices.
  • Endometriosis ovárica. Aquí se aprecian pequeños quistes oscuros en el ovario conocidos como quistes de chocolate. Pueden formar adherencias en los tejidos adyacentes como las trompas de Falopio o el peritoneo.
  • Endometriosis profunda. Es la menos común, pero la más grave de las tres. Suelen formarse pequeños nódulos en capas profundas del peritoneo -pueden penetrar hasta cinco milímetros-, además de hacer infiltraciones en otros órganos como el riñón, uréter o la vejiga.

Preguntas frecuentes sobre la endometriosis

➡️ ¿Te puedes quedar embarazada si padeces endometriosis?

La endometriosis es una de las tres causas de infertilidad femenina, aproximadamente entre un 30% y un 40% de las afectadas no son fértiles. Muchas pacientes recurren a tratamientos de fecundación in vitro para conseguir finalmente un embarazo.

➡️ Con la aparición de la menopausia, ¿desaparece la endometriosis?

Es lo más habitual aunque, en algunos casos, los síntomas y el dolor pueden persistir un tiempo después.

Esta desaparición de la endometriosis se produce por la falta de estímulo hormonal  ocasionado por la menopausia.

➡️ ¿Los quistes de chocolate están relacionados con el cáncer?

Es fundamental recalcar que los quistes endometriósicos son benignos y no producen cáncer. Es posible que, en casos muy particulares, los quistes se conviertan en malignos y provoquen cáncer, pero se trataría de otra enfermedad.

➡️ ¿Se puede contagiar?

No. Aunque no se conozca el origen de la enfermedad, los expertos han descartado por completo que se trate de una enfermedad infecciosa o de trasmisión sexual.

➡️ ¿Puede una mujer desarrollar células endometriales en la edad adulta?

Sí. Aunque lo más habitual es que las mujeres presenten síntomas desde las primeras reglas. En la actualidad, es poco frecuente que los quistes aparezcan después de los 20 o 30 años.

En presencia de alguna de sus manifestaciones, te recomendamos acudir al ginecólogo ya que aunque el diagnóstico de la endometriosis puede no ser sencillo y requerir realizar varias pruebas complementarias, hay numerosos tratamientos para mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes.

Si te sientes identificada con algunos de estos síntomas:

CONSULTA CON NOSOTROS

 

Posted in Sin categoría
Contacta con nosotros

* La cita no se dará por concertada hasta que no reciban una confirmación de la clínica por vía telefónica.

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.

He leído y acepto la política de privacidadDetalle legal