Buscar...

¿Hablamos de la sequedad vaginal?

10 agosto, 2021

La sequedad vaginal es un tema recurrente en las conversaciones de muchas mujeres que padecen la menopausia.

Aunque se trata de una molestia que influye de forma directa en la salud física y la vida íntima de las mujeres, las consultas y la información sobre el tema continúan siendo escasas.

Este problema que ya parece interiorizado y asumido por muchas de ellas, tiene solución si se trata con un especialista. Desde Arnott Ginecólogos te contamos todo sobre la sequedad vaginal y qué tipos de tratamientos existen para aliviar los síntomas.

 

¿Qué es la sequedad vaginal?

La sequedad vaginal es un trastorno muy frecuente, que aparece sobre todo tras la menopausia. Cuando la cantidad de fluidos en la vagina no es suficiente para mantener una lubricación normal, aparecen problemas como dolor durante las relaciones sexuales, picor, irritación…

Para tener una buena salud vaginal existen dos elementos que deben encontrarse en perfecto equilibrio: la flora y la mucosa. Si aquí hay un desajuste, aparecerán los problemas vaginales.

¿Cuáles son los síntomas asociados a la sequedad vaginal?

Los principales síntomas relacionados con esta dolencia son: picazón, irritación en la zona, membranas mucosas irritadas, secreciones anómalas y mal olor. Además, la sequedad tiene una influencia directa durante las relaciones sexuales dificultando la penetración y provocando un gran dolor en el interior de la vagina. Las abrasiones que se producen durante el coito pueden llegar a provocar cistitis o ardor al orinar en torno a las 24 o 72 horas.

Causas: ¿qué lo produce?

El origen de la sequedad vulvar puede deberse a muchas causas, las más comunes son las siguientes:

  • Sequedad vaginal en el embarazo y durante la menopausia. En ambos casos, los niveles de estrógenos son muy bajos, lo que repercute en la producción del flujo vaginal.
  • Sequedad vaginal después del parto. Después del parto, el cuerpo de la mujer comienza a liberar oxitocina afectando directamente a la liberación de estrógenos.
  • Sequedad vaginal durante el sexo. La falta de lubricación tiene una influencia directa dificultando la penetración y añadiendo dolor durante el coito.
  • Sequedad vaginal y anticonceptivos. Los anticonceptivos pueden provocar ciertos efectos secundarios en la salud vulvovaginal de las mujeres, la sequedad en la zona es uno de ellos.

Además existen otro tipo de hábitos que también pueden influir de forma muy negativa: el estrés, las infecciones vaginales, el uso de jabones no indicados para la zona, los perfumes, el tabaquismo, las compresas o los tampones…

¿Cómo evitar y aliviar la sequedad vulvar?

Para aliviar la sequedad vaginal existen múltiples tratamientos y productos que son muy efectivos. Aunque este tipo de medicamentos no precisan receta, lo más aconsejable será contar siempre con la opinión de un especialista.

  1. Cremas específicas hidratantes. Este gel se introduce en la cavidad vaginal contribuyendo a mantener la zona húmeda e hidratada. Generalmente se aplican entre dos y tres veces por semana.
  2. Terapia hormonal. En casos más extremos, cuando los tratamientos a base de cremas o geles no son efectivos, los especialistas apuestan por la administración de pequeñas dosis de estrógenos en la zona. Este método está recomendado sobre todo en casos de atrofia vaginal.
  3. Lubricantes. Independientemente del tratamiento que se esté realizando, estos productos son la opción más indicada para aportar un extra de lubricación durante las relaciones sexuales. Los más recomendables del mercado son los formulados a base de agua o silicona.

Hábitos beneficiosos para cuidar tu salud vaginal

Existen buenas practicas que son realmente beneficiosas para cuidar la salud vaginal durante toda la vida:

  • Máxima hidratación. El consumo de agua es un pilar fundamental para la hidratación corporal, además es realmente beneficioso si hablamos de los fluidos vaginales.
  • Refuerzo de vitaminas A, B y E. ¿Sabías que tomar alimentos como zanahorias, espinacas, calabaza, huevos, pescado azul, quinoa o kiwi favorece la lubricación natural?
  • Los enemigos de la salud: el tabaco y el alcohol. Estos hábitos son un foco de problemas y además disminuyen los estrógenos fomentando la sequedad vaginal.
  • Disminuir el estrés es un aspecto clave para tener una buena salud vaginal. La ansiedad o el nerviosismo tienen un efecto devastador sobre el organismo, sobre todo en zonas tan delicadas como la vagina.
  • Siempre se deben utilizar productos de higiene íntima específicos que protejan la flora vaginal. Se recomienda evitar los jabones que contengan perfumes.
  • No se aconseja utilizar salvaslips o tejidos poco transpirables en la zona íntima.
  • Utilizar siempre ropa interior de algodón. Si tienes síntomas, los tejidos acrílicos (nailon o licra) pueden causar más irritación aún.

Consecuencias de la sequedad vaginal

Aunque muchas mujeres tratan esta dolencia como un tema tabú, es importante consultarlo con un especialista, ya que las consecuencias pueden afectar de manera significativa a la vida física y social de la mujer. Los problemas más significativos que acarrea son:

  • Dolor y fuertes molestias durante las relaciones sexuales. La falta de lubricación dificulta la penetración provocando que el coito se convierta en un momento doloroso y nada placentero.
  • Atrofia vaginal. Esta afección se caracteriza por el adelgazamiento y resequedad de las paredes vaginales fomentando las infecciones. Además de tener consecuencias directas sobre las relaciones sexuales también provoca molestias urinarias.

Si aún tienes dudas sobre la sequedad vaginal, no dudes ponerte en contacto con nosotros, somos tu centro ginecológico en Asturias.

Arnot ginecólogos
Si tienes más dudas llámanos 985 271 320 y concierta una cita, estamos deseando ayudarte a obtener los cuidado que necesitas y promover la Salud de la Mujer.
Posted in Sin categoría
Contacta con nosotros

* La cita no se dará por concertada hasta que no reciban una confirmación de la clínica por vía telefónica.

Este sitio está protegido por el reCaptcha de Google y se aplica su Política de Privacidad y sus Términos de Servicio.

He leído y acepto la política de privacidadDetalle legal